El crowdfunding inmobiliario es un concepto relativamente nuevo, y todavía no es muy conocido en la industria. La idea detrás de este tipo de financiación es que usted no está comprando una propiedad real, sino más bien comprando acciones o capital en una propiedad.

Los inversores pueden compartir las ganancias de la venta de la propiedad. Además, también pueden disfrutar de beneficios fiscales y otros incentivos porque se consideran inversiones de bajo riesgo.

Crowdfunding inmobiliario un nuevo camino para inversores

Si buscas invertir en el sector inmobiliario sin hacer una gran inversión de dinero, el crowdfunding inmobiliario es la mejor manera de hacerlo. Las plataformas de crowdfunding inmobiliario analizan los proyectos de venta y reformas en el mercado para su alquiler y venta. Luego, estos proyectos se publican para que los inversores elijan los proyectos en los que quieren participar.

Las empresas de crowdfunding inmobiliario se encargan no solo del análisis de estas inversiones sino también de todos los trámites a cambio de una comisión. Esta comisión normalmente es un porcentaje de los beneficios obtenidos.

Los proyectos de compras que los gestores de estas plataformas de crowdfunding eligen están basados en un estudio previo que toma en cuenta la finalidad del inmueble, su antigüedad, las reformas que necesita, la ubicación, y otros factores importantes. De esta manera, los inversores pueden obtener toda la información que necesitan para decidir en qué proyecto van a invertir.

Como funciona el crowdfunding inmobiliario en Chile

El crowdfunding inmobiliario en Chile es muy común y es una manera segura de invertir ya que no lo haces tú solo, sino con un grupo de inversores con las mismas metas. Una vez se adquieren los inmuebles, éstos se reforman y son puestos en alquiler para que se vendan. De esta manera, los inversores obtienen una rentabilidad proporcional a la inversión que hicieron.

En Chile, el crowdfunding inmobiliario es una manera muy popular de invertir, por ende, hay muchas plataformas que puedes utilizar. Hay plataformas para inversiones pequeñas y grandes, plataformas con más rentabilidad que otras, y plataformas con un retorno de inversión corto mientras que en otras deberás esperar un año o más.